09 Feb 12 formas de crear buen ambiente de trabajo y no pasarte de rosca

Con el post de hoy quiero compartir las claves que te ayudaran a crear el punto de equilibrio entre un ambiente conflictivo o un ambiente “demasiado bueno”.

Y ¿cuál es ese punto?

¿Y por qué demasiado buen rollo no es aconsejable?

Podemos empezar definiendo que donde existe un buen ambiente de trabajo, hay respeto, confianza y responsabilidad para llevar a cabo las tareas que le corresponden a cada uno, al mismo tiempo que hay una cierta “tensión positiva”, (me refiero a un cierto grado de intensidad) que te estimula y te motiva a estar enfocado en una dirección concreta, desarrollando tus propias capacidades tanto técnicas como personales.

Pero partiendo de la definición ¿cómo lo llevamos a la práctica? ¿cómo lo puedo llevar a mi terreno laboral en mi día a día?

Pues veamos algunas reflexiones para inspirarte a encontrar tu propio punto de equilibrio.

Es bien cierto que crear un buen ambiente de trabajo ayuda a mejorar nuestra productividad, en el sentido más estricto, incrementa el grado de compromiso, aumentan la felicidad laboral y favorece la satisfacción profesional por lo menos en un 50% según indican los estudios.

Pero también es cierto que crear demasiada camaradería y buscar el buen rollo a toda costa no son los mejores ingredientes para llegar a enriquecer el buen ambiente.

Perseguir como único objetivo el estar pendiente del compañerismo en demasía,  puede no favorecer el rendimiento de trabajo, ya que produce un efecto nocivo, porqué en lugar de plantear el conflicto como una aportación de distintos puntos de vista, se consigue que las diferencias se acallen y no se aprendan a manifestar.

O que es lo mismo, que se pierda la oportunidad de aprender a gestionar los conflictos.

Y que en definitiva tiene más que ver con la dificultad que se nos presenta de no saber plantear los conflictos, los cuales son necesarios para encontrar y desarrollar nuevas ideas.

¿Te ocurre que por el hecho de tener demasiado buen rollo con tus compañeros trabajas menos o disminuyes la capacidad de comunicar cuáles son tus dificultades o tus divergencias, y consecuentemente pierdes de vista los retos que te plantea la empresa?

O bien por el contrario, te ves capaz de generar confianza para que haya apertura y aceptar que el ser vulnerables nos permitirá y favorecerá ser menos superficiales y más humanos ante las situaciones difíciles que nos presenta la vida.

Te enumero algunas acciones, ideas,propuestas para que puedas resonar con ellas.

Y que espero que alguna de ellas te sirva para crear el ambiente de trabajo que estés deseando.

1. Si quieres buen rollo siémbralo. Empieza por transmitirlo, de la forma que a ti te gustaría recibirlo. Tranquil@ volverá. Quizás no de la misma forma. Pero sí en la forma en que cada una de las personas hemos aprendido. Te sorprenderás.

2. Mejora la relación con tus compañeros y diles en qué son buenos o en qué los admiras y pregúntales cómo tú puedes aprender esa capacidad que tienen más desarrollada que tu.

3. Sorprende con un saludo agradable y una gran sonrisa. Recuerda las normas de educación con las que llegarás a todas partes: siempre buenos días, buenas tardes, hola, adiós, por favor y gracias.

4. Haz alguna pequeña acción que creas que agradará a tu compañero de trabajo, como por ejemplo invitarle a un café, acercarle el papel de la fotocopiadora… Da sin esperar nada a cambio.

5. Escucha a tus compañeros, y muéstrales interés. A todos nos gusta que se interesen por nosotros. Además escuchando también se aprende de los demás.

6. Céntrate en el presente, en el ahora y en lo que acontece. Tómate tu tiempo para comprender lo que sucede en el día a día. En lugar de reaccionar, reflexiona.

7. Tómate un descanso merecido. Te ayudará a rendir más y a retomar la tarea con más ganas. Te podrás concentrar con mayor facilidad. Tan importante es estar concentrado como saber parar y respirar.

8. Actúa en lugar de quejarte. Mediante la queja lo que conseguimos es estar centrados en el problema en lugar de enfocarnos en la solución. No está bien visto y es una pérdida de energía. Aunque normalmente es la única fórmula que aprendemos desde pequeños.

9. Acepta que te puedes equivocar y puedes aprender de ello y no fustigarte. Somos humanos y cometemos errores. De ellos podemos aprender y mucho. Más de lo que nos esperamos, sobre todo para realizar un trabajo bien hecho y sentirnos satisfechos con nosotros mismos.

10. Haz que tu lenguaje sea motivador y tus pensamientos positivos como por ejemplo: merece la pena intentarlo, estoy motivado, la actitud es lo que vale, no dejes de decirte “Yo puedo hacerlo” al final te lo acabarás creyendo y atraerás lo que deseas.

11. Alégrate de los logros de los demás, eso te aportará un subidón de energía que te hará entrar en una espiral y te enganchará para que tú también quieras crear los tuyos.

12. Concéntrate en lo bueno, en la solución y en el futuro. Tienes dos opciones: o resuelves el conflicto interno porque realmente no te deja trabajar tranquilamente, o bien te olvidas pero para siempre, sin que quede ni un resquicio de rencor.

En definitiva de lo que se trata es de lograr estar en paz contigo mismo y mejorar la aceptación con tu persona y conocer tu forma de ser.

Es la primera y la única relación que tienes que mejorar para sentirte bien y lograr tus objetivos.

Todo lo demás vendrá sólo.

Así que a modo de resumen, acuérdate:

1 Siembra el buen rollo que querrías para ti.

2 Cree en ti.

3 Sé valiente y atrévete a plantear aquello en lo que no estés de acuerdo o no te gusta.

Deja tus comentarios sobre lo que te ha parecido este post y dime cómo definirías tu ambiente de trabajo: conflictivo, demasiado buen rollo o estás entre las dos.

Opt In Image
Únete al grupo de vendedores inconformistas suscritos al blog que deciden estar motivados.
Recibe mis mejores contenidos directamente a tu buzón de correo, sin que se te escape ninguno, y además...

Llévate de REGALO mi Guía "Los 7 errores que te impiden vender con confianza y cómo solucionarlo"

Comments

comments

Noemi Batlle
Hola, me llamo Noemí Batlle y ayudo a profesionales del Sector Comercial a Desarrollar sus Habilidades personales y profesionales para Alcanzar sus Metas.
No hay Comentarios

Publicar un Comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies