15 Dic 13 claves que te harán cumplir todos tus objetivos de ventas de la semana sin estrés

 

En el post de hoy quiero contarte la importancia de trabajar sin estrés y sobretodo, que creas que es posible y que tú puedes poner de tu parte para lograrlo.

 

Trabajar con estrés es trabajar con tensión. Imagínate en qué condiciones está tu cuerpo y tu mente cuando está en tensión, y además trabajando.

 

El estrés es un mecanismo conversacional innato del cuerpo. En función de la interpretación que hacemos de lo que van a ser nuestros resultados (la conversación que mantenemos con nosotros mismos), si de éxito o bien de fracaso, es cuando elegimos vivir una situación que nos tensione o bien nos resulte placentera.

 

En lugar de convertir hechos insignificantes en eventos altamente estresantes, podemos reeducar nuestra forma de interpretar lo que ocurrirá y crear interpretaciones posibilitadoras.

 

Por eso es tan importante para ti, que puedas prepararte un terreno fértil para labrarte un futuro profesional, en el cual puedas sembrar y recoger frutos. Es decir, sembrar calidad.

 

1. Tener una mentalidad ganadora. Empezar el día con ganas de comerte el mundo cuando llegas a la oficina, pensando que vas a darlo todo para creer y crear tus posibilidades, en lugar de esperar a que otros te las creen, es comenzar el día con una mentalidad ganadora. (9 consejos para llevar una semana con mentalidad ganadora).

 

2. Creer que sí vales para vender. Entramos en el mundo de las creencias. Todo lo que necesitas está dentro de ti. No busques en ninguna otra parte. Ni tu jefe, ni tus compañeros, ni tu pareja, ni el portero del edificio tienen la culpa de nada… Tú eres la persona más indicada para animarte.

 

3. Conocer el producto. Eso significa que es importante que lo estudies y lo conozcas para poder ofrecerlo. Si no sabes en qué te diferencias de la competencia, no sabrás en qué eres mejor o peor. Y no podrás hacer frente a las objeciones que te pueda transmitir tu cliente.

 

4. Creer en el producto: tú eres el primero que tiene que creer y confiar en que lo que vendes (sea un producto o un servicio) aporta beneficios y satisface unas necesidades concretas para el cliente. Si lo que sea que vendes, tú no lo comprarías, entonces no confías en ese producto, no lo vas a vender con convencimiento, y eso el cliente lo notará. Pero el primero que lo va a notar vas a ser tu, porqué a la larga, será un motivo para que vayas perdiendo el interés por la venta, y por consiguiente, favorecerá a que cada día estés menos motivado en tu trabajo.

Si tu crees en el producto, y confías en ti, lo que conseguirás es que el resto de personas haga lo mismo.

 

5. Pensar en lo que gana el cliente, en sus beneficios y hacerle ver al cliente todo lo que va a conseguir comprando ese producto o servicio. Al cliente le tienes que hacer ver cuáles son los beneficios que va a obtener.

 

6. Ser amable, directo y claro. No le des vueltas al asunto. Cuánto más conciso y claro seas mejor. Aunque se lo tengas que repetir varias veces. Haz un par de respiraciones profundas. Eso te ayudará a mejorar tu energía.

 

7. Acostúmbrate al No de tus clientes. Si tu cerebro no soporta escuchar un No por respuesta, te lo vas a poner más difícil todavía. Se trata de que respetes que la otra persona pueda elegir líbremente si quiere o no quiere comprar o usar ese servicio o producto. Si aceptas el no, pasarás con mayor agilidad a buscar el sí.

 

8. Tener una propuesta única de venta, o desarrollar tu propia técnica para seguir tu discurso aunque aparezcan objeciones. Tú tienes tu propio estilo. No hay nadie más en el mundo que sea como tú. Aunque tengas un hermano gemelo o mellizo…

 

9. Pensar que las acciones que tienes que hacer para lograr tus objetivos no dependen de los demás (incluye jefe y compañeros de equipo). Eso mismo, cuando consigues una venta es tu éxito, cuando no vendes el fracaso es de los demás… A eso se le llama responsabilizarse de uno mismo, de sus acciones, de sus actos…

 

10. Enlazando con el punto anterior, anticípate a lo que crees que puedan pensar, decir, hacer los demás. Si continúas aferrado a la idea que tu éxito depende de los demás, te sugiero que pruebes a desafiar esa creencia tan oscura. Trata de adelantarte a lo que crees que depende de los demás, a lo que te puedan decir, hacer o pensar y ya verás que como el 95% de las veces no suele ocurrir cómo tu crees que es. Funciona. Ya lo verás.

 

11. No sobrevender el productoescuchar el feedbackEso pasa por realizar una escucha activa y atenta a lo que el cliente me está diciendo por un lado, y qué necesita por otro. No siempre expresamos lo que queremos, por lo que es muy importante captar lo que realmente necesita aunque no lo exprese explícitamente. Es muy importante escuchar lo que dice y otra descubrir lo que necesita, aunque no lo diga.

 

12. No esperes a que los clientes vengan a ti cuando no te conocen como trabajas. Una vez sepan quien eres, cómo trabajas y en qué les estás ayudando, van a volver y además te recomendarán. Por eso es tan importante que no te guardes nada en el tintero, y mostrar toda tu sabiduría como vendedor y como persona, para mostrar toda tu experiencia. Es como si fuera tu minuto de gloria.

 

13. Haz que el cliente haga algo. O hacer, lo que se conoce en marketing, una llamada a la acción. Nos gusta que nos digan lo que tenemos que hacer para lograr algo. Nos encantan las fórmulas que funcionan. Si le has presentado tu oferta irresistible, con todos sus beneficios, sólo falta que le digas qué tiene que hacer para comprarlo. Acabar de vender el producto con un último empujón (pero sin forzar sobretodo) diciéndoles lo que tienen que hacer y facilitarles la tarea de no tener que pensar a ver cuál será el próximo paso. Como si nuestro cliente fuera Julia Roberts en Pretty Woman…

 

Como puedes observar no todo es una cuestión de números y de presupuestos. Lo importante es estar motivado. Con la energía bien alta y con las ganas de comerte el mundo.

 

Que recuperes y mantengas la motivación bien alta está en tus manos. Si eres disciplinado y cada día aplicas estos consejos, llegarás a ser la persona que tú quieras ser, con una mente entrenada y una fortaleza infalible.

 

Empieza a dar el primer paso y descárgate mis ejercicios gratuitos (te dejo aquí el enlace de los ejercicios gratis).

 

Opt In Image
Únete al grupo de vendedores inconformistas suscritos al blog que deciden estar motivados.
Recibe mis mejores contenidos directamente a tu buzón de correo, sin que se te escape ninguno, y además...

Llévate de REGALO mi Guía "Los 7 errores que te impiden vender con confianza y cómo solucionarlo"

Comments

comments

Noemi Batlle
Hola, me llamo Noemí Batlle y ayudo a profesionales del Sector Comercial a Desarrollar sus Habilidades personales y profesionales para Alcanzar sus Metas.
8 Comentarios
  • Begoña
    Publicado a las 19:45h, 24 Febrero Responder

    ¡Hola Noemí!

    Me ha encantado tu post y me ha llegado en el momento justo, como siempre llega todo ¿verdad? sólo que, a veces a uno le cuesta verlo, jeje.

    Muchísimas gracias porque ha sido de gran ayuda, de hecho me lo voy a guardar para tenerlo muy presente. Hay muchos puntos que me va a venir muy bien recordar, recordar y recordar hasta que los haga míos, 😉

    ¡Abrazo!

    • Noemi Batlle
      Publicado a las 11:43h, 25 Febrero Responder

      Hola Begoña, claro que sí, hay que estar atento a lo que nos regala el universo, y veo que tus estás con los ojos bien abiertos…
      Me alegra que te pueda servir de ayuda y que lo puedas ir interiorizando despacito, a tu ritmo…
      Abrazos!

  • Elena
    Publicado a las 20:43h, 24 Febrero Responder

    Hola Noemi.
    Gracias por ponerlo todo de una firma tan clara y precisa.
    Reconozco que a mi me cuesta muchísimo vender-me y cada vez voy siendo más consciente de lo que dices .
    Y mi punto a trabajar sería el convencerme de que lo que vendo es bueno de verdad, y que tengo que de lo a conocer, pq como dices, los clientes no vendrán a mi sin conocerme.
    Un saludo

    • Noemi Batlle
      Publicado a las 12:57h, 25 Febrero Responder

      Hola Elena, gracias a ti también por tu aporte, pues creo que es fundamental lo que dices de aprender a venderse uno mismo, lo que viene a ser su propia marca… Y la forma de hacerlo es creyendo en uno mismo, y luego atreverse a compartirlo con el mundo! Así que podrías empezar a practicar y compartir qué es lo que haces aquí mismo, y conocerte un poquito más…
      Abrazos

  • Noemí
    Publicado a las 22:31h, 24 Febrero Responder

    Muy bueno el artículo! Yo tendría que ponerme las pilas en el punto 2 ya que me cuesta muchísimo venderme… Me da la sensación de que me hago pesada porque a mí no me gusta que me insistan y creo que a los demás también les podría agobiar… Tendré que trabajar esta creencia. Como bien dices, todo está dentro de mi.

    Gracias!!

    Noemí.

    • Noemi Batlle
      Publicado a las 13:04h, 25 Febrero Responder

      Hola tocaya! qué gran referencia a las creencias. Te dejo una cita de William James muy clarificadora que demuestra el poder que tenemos sobre nosotros mismos: “En la fábrica de las creencias forjas las armas para destruirte a ti mismo o bien diseñas las herramientas con las que construyes mansiones espirituales de alegría, fortaleza y paz” Un fuerte abrazo

  • Yolanda Fortes
    Publicado a las 06:27h, 01 Marzo Responder

    Más claro y revelador, imposible. Gracias!!! Qué importante es trabajar nuestras creencias. Un abrazo, Yolanda

    • Noemi Batlle
      Publicado a las 12:36h, 01 Marzo Responder

      Gracias a ti Yolanda. Todo está en nuestras manos. Sólo hay que creerlo!!!! Abrazos

Publicar un Comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies