17 Feb 4 beneficios de liderar a un equipo de trabajo con preguntas poderosas

Con el post de hoy quiero proponerte los beneficios que te puede aportar guiar a tu equipo desde la reflexión, y no desde una posición de jefe propiamente dicho.

Cuando digo a un jefe propiamente dicho me refiero al jefe que aporta un clima más bien autoritario donde más bien casi nadie se anima a explorar o generar posibilidades.

Puede que a ti te funcione.

Pero no voy por ahí.

Me refiero a un jefe con credibilidad, capaz de escuchar a su gente, desarrollar las competencias de cada uno y crear nuevas posibilidades para resolver los conflictos.

Y esa forma tiene más que ver en que te conviertas en líder. Sí tú, el jefe.

Como tal, te regalo la primera pregunta por si aún no te lo habías planteado:  ¿Qué es para ti ser un líder?

 

¿Te identificas con un tipo de jefe que propone a su gente una nueva mirada y una nueva oportunidad de aprender o el que para producir resultados presiona y estimula con el miedo o la amenaza?

Sé que desplegar las competencias como guiar, escuchar, evaluar, involucrarse, confiar, fomentar la conversación para deshacer nudos, tomar decisiones y pasar a la acción en medio del torbellino de exigencias de tiempo y resultados requiere de entrenamiento.

Pero es la mejor práctica para que puedas liderar en medio de lo desconocido, y puedas tomar decisiones y ofrecer respuestas fructíferas.

Y eso pasa por mirarse a uno mismo.

Con eso quiero decir que es fundamental que tú como líder, te des la oportunidad a ti mismo de reflexionar sobre tus creencias más profundas que te llevan a pensar, sentir y accionar de una determinada manera como persona.

El líder que decide tomar el camino del reaprendizaje, siendo su responsabilidad primera la de comprenderse a sí mismo y su entorno, entonces será capaz de disolver sus propios obstáculos en ella misma y entablar nuevas conversaciones dirigidas hacia la excelencia.

 

¿Te has parado alguna vez a reflexionar y en lugar de reaccionar, intentar comprender lo que está pasando?

Es algo muy habitual cuando estamos inmersos en el trabajo del día a día.

Pero te invito a que lo pruebes.

Párate.

Verás las cosas diferentes.

Y ya sabes que cuando cambias la forma ver las cosas, las cosas que ves cambian.

Es sencillo.

Prueba a reflexionar.

 

La reflexión nos invita a ver las cosas de otra manera, a definirnos de otra manera y por tanto a interpretarnos a nosotros mismos con una nueva mirada más posibilitadora.

Tú líder tienes las oportunidad de desarrollarte de una nueva manera ante una nueva situación, porqué el cambio trae oportunidades y beneficios.

Así que todo aquello que aprendas para ti se lo podrás ofrecer a tu equipo.

Y todo eso que tu estás ganando como líder lo puedes trasladar a tu equipo de la misma forma que lo haces contigo.

Mediante la reflexión, incluyendo preguntas poderosas que animen a tu equipo a desarrollar sus capacidades desde lo que uno puede ofrecer al mundo y no desde lo que te dicen que tienes que hacer.

Con eso quiero decir, que tú puedes cambiar a tu gente según en la forma en que hablas con tu equipo, y la dirección de tus preguntas.

Por ejemplo, si nos preguntamos sobre nuestros problemas, encontraremos sólo que problemas, y si nos preguntamos sobre nuestros logros, podremos apreciar lo que hacemos bien, estaremos valorando lo que hemos aprendido, y encontraremos cosas valiosas.

Te especifico los principales beneficios de conversar con tu equipo con preguntas poderosas:

1. El primer beneficio es que podrás darte cuenta tu mismo junto a tu equipo, y descubrir qué es lo que ya estáis haciendo bien de forma satisfactoria. Te va a permitir ver cuál es vuestro desempeño. Con ello vas a poder descubrir con tus propios ojos las situaciones en las que tú mismo y los componentes de tu equipo ya habéis sabido desarrollaros con éxito. Ver lo que ya se ha logrado aporta un beneficio mayor como equipo a la hora de funcionar como tal.

2. El segundo es el sacar a la luz las creencias, los valores y las prácticas que han contribuido a ese desempeño. Eso es legitimar lo logrado y expandirlo al máximo, para que en caso de que aparezca cualquier creencia limitante se pueda revertir.

3. La disposición de adueñarse de la situación en la que se está para crear nuevas alternativas de forma conjunta y para que entre todos pueda existir la cooperación. Qué mejor que cada uno se pueda hacer cargo de los problemas y al mismo tiempo aportar lo mejor de cada uno para así construir nuevas alternativas.

4. Crea una atmósfera estimulante para la mejora en las personas. Esta forma particular de dialogar permite al líder, trasladar el compromiso y el desempeño a un campo más amplio para encontrar el camino hacia la excelencia y la mejora continuada.

 

Así que con preguntas poderosas me despido de este post:

¿Qué te ha parecido esta forma de liderar? ¿Ya la conocías?

¿De qué forma estás guiando a tu equipo para que lleguen a ser lo mejor que pueden llegar a ser?

 

Deja tus comentarios y cuéntame cuáles son tus principales dificultades o avances cuando ejerces tu liderazgo.

Opt In Image
Únete al grupo de vendedores inconformistas suscritos al blog que deciden estar motivados.
Recibe mis mejores contenidos directamente a tu buzón de correo, sin que se te escape ninguno, y además...

Llévate de REGALO mi Guía "Los 7 errores que te impiden vender con confianza y cómo solucionarlo"

Comments

comments

Noemi Batlle
Hola, me llamo Noemí Batlle y ayudo a profesionales del Sector Comercial a Desarrollar sus Habilidades personales y profesionales para Alcanzar sus Metas.
No hay Comentarios

Publicar un Comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies