03 Mar 7 razones por las que Respirar te ayudará a cambiar tu actitud hacia el éxito

En el post de hoy quiero darte 7 razones-beneficios por las que debes empezar a tenerte en cuenta, respirando de forma consciente.

Para que puedas hacerte cargo de tu vida, de tus actos y te puedas responsabilizar de ti mismo. Te invito a que te permitas darte cuenta de todo empezando por tu respiración, siguiendo con tu cuerpo, tus emociones y tus pensamientos.

Y por tanto que conozcas los beneficios que te aportará en tu día a día y que lo puedas aplicar de forma consciente cada vez que tu cuerpo se ponga en tensión o vivas situaciones difíciles de nerviosismo.

Podemos pasar 3 días sin comer, 3 días sin dormir, pero no podemos estar ni 3 minutos sin respirar

Respirar es mucho más que llevar oxígeno a los pulmones y eliminar dióxido de carbono.

Mediante una respiración consciente, desintoxicamos nuestro organismo, oxigenando cada célula de nuestro cuerpo.

Es nuestra primera fuente de energía. Es por ello que aumenta nuestra vitalidad física, mental y espiritual facilitando reequilibrar nuestro estado emocional.

Sin embargo, si nuestra respiración es más bien superficial (o clavicular, quiero decir que el aire no llega al estómago), es cuando permitimos vivir con angustia, dando paso al estrés, el cual que nos produce una gran activación y desgaste del organismo.

Con una respiración consciente podemos ayudar a nuestro cuerpo a disminuir dicha activación, recuperar nuestro equilibrio interior y seguir enfocados con nuestros objetivos.

¿Pero por qué a medida que vamos creciendo, nos vamos volviendo más tensos, y nos protegemos del mundo que nos rodea?

Las experiencias que vamos viviendo nos marcan de tal forma que modelan nuestra forma de ver e interpretar el mundo, acumulamos tensión, nos agarramos a patrones mentales y prejuicios, y creamos corazas que nos impiden respirar con libertad.

Nos vamos desconectando del universo, y consecuentemente de nosotros mismos.

Sin darnos cuenta estamos consiguiendo una mala respiración, nuestra salud se vuelve débil, el estrés nos puede, nos decantamos por emociones negativas con mayor facilidad y nuestra mente está confusa.

Muchos de nosotros llegamos a respirar tan superficialmente que sólo utilizamos 1/3 parte de nuestros pulmones, a veces por la boca, utilizando sólo la parte alta de los pulmones y con exhalaciones cortas. Esto hace que nos sintamos cansados, nerviosos.

¿Eres consciente de cómo respiras?

¿Cuándo estás nervioso, estresado, atrapado cómo es tu respiración?

Este tipo de respiración pasa factura y luego llegan las consecuencias: músculos bloqueados, malhumor, interpretar que el mundo está conspirando contra ti. Todos los que te rodean son figurantes que están dispuestos a hacerte creer que al mundo se viene a sufrir…

¿Qué tipo de pensamientos generas cuando estás respirando superficialmente?

Que no te lo vas a pasar bien, que no podrás conseguir el resultado que te has propuesto. La respiración superficial te aporta el vivir a medias. El vivir desde lo que no puedes hacer. No te ayuda a vivir en plenitud, ni te ayuda a expandir tus posibilidades de éxito. No te ayuda a creer en ti. Ni a confiar en los demás.

¿Cuándo estás contento y te lo estás pasando bien, cómo es tu respiración?

Estás alegre, sientes bienestar por tu cuerpo, notas que el mundo es amable contigo, que recibes lo que te mereces, y que vale la pena vivir, disfrutar y aprovechar estos momentos.

¿respiras para sobrevivir o Respiras para vivir de lleno?

Aquí te dejo las razones-beneficios por los que RESPIRAR:

1. Desintoxica el organismo. En cada respiración soltamos, nos liberamos y sanamos. La respiración refleja nuestra relación con el mundo. Necesitamos una respiración adecuada para tener una salud óptima, para fluir con la vida y tener contacto con la gracia.

Una respiración completa además favorece el equilibrio en nuestro cuerpo, calma y claridad en nuestra mente y nos permite estar conectados con esa parte de nosotros más elevada y universal.

2. Estamos mucho más abiertos al mundo, somos más flexibles y expandidos, pensamos positivamente, podemos fluir con la vida, abrir el corazón y desapegarnos de emociones negativas y temores. La respiración profunda permite expandir todo nuestro ser y nos facilita nuestra transformación interior.

3. Pone en juego todo nuestro aparato respiratorio, así como los pulmones, células y músculos. Cuando aprovechamos al máximo la capacidad pulmonar, estamos respirando con plenitud, lo que se traduce en un expandir nuestro abdomen, nuestro pecho, e incluso nuestra espalda.

4. Te ayuda a movilizar la energía de forma instantánea. La respiración mueve tu energía, realinea tu campo celular, calma tus emociones cuando estás en tensión y limpia las vibraciones limitantes y restrictivas.

5. Es la acción más valiosa para estar de la forma más presente en el aquí y ahora, y estar cerca de ti, conectado con tus emociones más sinceras y profundas. Es la forma de estar en contacto con lo que eres tú y puedas abrazar todo tu ser. Con toda tu esencia. Con tu yo. Con tus pensamientos, tus emociones y con tus intenciones y sueños más profundos…

6. Respirar es sinónimo de vivir. Es sinónimo de querer desprenderse de lo que no te sirve. Y también es sinónimo de elegir viviendo desde todo lo que uno es. Sin que intervenga el juicio y sin tener que modificar nada para que acontezca.

7. Es el puente para vivir comprometidos con nosotros mismos desde nuestro interior, para estar centrados en lo que sucede en nuestro exterior, y dar lo que nosotros queremos en cada momento. Dar lo mejor o lo peor de nosotros mismos. Nos da la opción de elegir. De elegir cómo queremos relacionarnos con los demás desde todo nuestro ser.

Cuando respiras a medias estás eligiendo vivir a medias.

¿Crees que con una sola vida terrenal que tenemos merece la pena vivirla a medias?

Como nos dice Sherill Shellman hay momentos en que puedo engañarme a mí mismo, hay momentos en que puedo engañar a los demás pero nunca podré engañar a mi propio cuerpo. Es el barómetro más sensible de lo que me pasa internamente”.

Si no puedes dominar tus pensamientos, respira.

Si no logras manejar tus emociones, respira.

Deja de lado a los demás y RESPIRA.

Vas a encontrarte con un tesoro incalculable.

A TI.

Deja tu comentario y cuéntame si eres consciente de qué tipo de respiración es la que predomina en tu día a día.

Opt In Image
Únete al grupo de vendedores inconformistas suscritos al blog que deciden estar motivados.
Recibe mis mejores contenidos directamente a tu buzón de correo, sin que se te escape ninguno, y además...

Llévate de REGALO mi Guía "Los 7 errores que te impiden vender con confianza y cómo solucionarlo"

Comments

comments

Noemi Batlle
Hola, me llamo Noemí Batlle y ayudo a profesionales del Sector Comercial a Desarrollar sus Habilidades personales y profesionales para Alcanzar sus Metas.
No hay Comentarios

Publicar un Comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies