14 Abr Cómo llega tu mente al autosabotaje y cuál es el antídoto para librarte de él

En este post quiero explicarte los motivos por los que llegamos a practicar el autosabotaje y de alguna forma, no nos ayudamos a nosotros mismos a conseguir los objetivos que deseamos.

Para que puedas comprender y expandir tu mente del porqué esta forma de tratarte te PARALIZA.

Para que te hagas una idea, de que tu mente actúa como el veneno de la serpiente Taipan, la araña errante brasileña , el escorpión dorado, la rana dardo, o el pez globo.

5  de los 10 animales más venenosos del mundo, asesinos pasivos que llevan sustancias químicas dañinas llamadas toxinas y las utilizan principalmente para la autodefensa.

Las toxinas del veneno van directamente al corazón, al sistema nervioso y a las células de la piel.

También pueden implicar parálisis muscular, cambios en la visión e insuficiencia respiratoria (como el caracol cono de mármol).

Estos animales almacenan sus toxinas para herir a sus posibles depredadores.

Es su principal cometido.

Y algo parecido haces tú cuando no te salen las cosas, cuando estás asustado, o cuando no sabes cómo actuar ante un nuevo reto.

Cuando vas a hacer algo nuevo y diferente que comportará salir de lo que ya conoces (desconfianza),  y además no has desarrollado las habilidades para hacerlo porque no lo has hecho nunca (no te ves capaz), estás en alerta porque crees que estás en peligro, porque crees que entras en una zona peligrosa.

Y para protegerte de este posible peligro, te inyectas ti mismo el veneno y así crees que te mantienes a salvo.

Entonces nuestra mente nos lleva, en lugar de hacia la dirección deseada, hacia una dirección diferente.

¿Y cuál es el resultado o la consecuencia?

Paralizarte, quedarte donde estás (no pasar a la acción), cambios de visión (estás confuso y pierdes de vista tu objetivo) e insuficiencia respiratoria (te asustas pensando que no lo lograrás).

Para justificarte y convencerte a ti mismo de que no debes moverte de ahí, y salir a disfrutar  de tus sueños, porqué  esas cosas les pasan a los demás.

A ti no te puede pasar eso de que puedas tener éxito en la vida, vamos… cómo me iba a pasar a mi algo semejante. Dios te libre de pensarlo!

Y es entonces cuando empiezas a activar los pensamientos tóxicos, totalmente alejados de lo que quieres lograr, como por ejemplo los siguientes:

  • No crees que tú puedas lograrlo con éxito.
  • Crees que no te lo mereces, pero los demás sí.
  • Crees que lograrlo está fuera de ti, y que por tanto los demás te dirán si puedes hacerlo o no, y tienes la sensación que necesitas su consentimiento.
  • Piensas que si te equivocas ya no podrás volver a levantarte y no tendrás más oportunidades para volverlo a intentar.
  • Estás tan asustado, que empiezas a dudar de ti, a confundirte y alejarte de tu objetivo, para perderlo de vista y no pasar a la acción.
  • Buscas todas las excusas posibles para no hacerlo, como por ejemplo los clásicos: ya lo haré después que ahora no tengo tiempo, no es tan importante, si no lo hago no pasa nada…
  • Te engañas a ti mismo y te dices que eso lo quiere tu ego, pero no tu ser verdadero.
  • Te justificas diciéndote que ya has fracasado muchas otras veces, y como estás decepcionado contigo mismo, ya no vas a poder perdonarte, ni a volver a recuperar tu entusiasmo.
  • Le das más importancia a los argumentos que los demás te están dando para que no lo hagas (y así continuar bien cómodo en tu zona) en lugar de escucharte a ti mismo, a lo que quieres y a lo que valoras para hacerte feliz.
  • Esperas encontrar a alguien que te justifique que no lo vas a conseguir y que no es una buena idea, y así le podrás dar la razón y así quedarte dónde estás.
  • No quieres aprender lo que tienes que hacer para lograrlo. Te resistes a cambiar, aprender algo nuevo a abrir tu mente.
  • Tienes que esperar a que pase algo.

 

¿Te resulta familiar todo esto?

Tengo coleccionadas un montón de excusas de todos los clientes que se han pasado por mi consulta, pero mejor no sigo, no es la dirección correcta por la que quiero llevarte para que puedas averiguar cuál es el camino hacia el éxito.

Me gustaría hablarte ahora de cómo puedes tú mismo, darte cuenta de los pensamientos saludables que te pueden acercar a lo que quieres.

Está claro que con pensamientos tóxicos vas a alejarte.

La clave para dejar de seguir construyendo pensamientos tóxicos, es tomándote el ANTÍDOTO al veneno, para que puedas caminar con confianza cuando quieras enfrentarte a un nuevo reto.

El antídoto es el querer mejorar y superarte a ti mismo.

Así cuando te venga un pensamiento tóxico y venenoso, puedas crear un nuevo pensamiento saludable  que te ayude a conectar y a mantenerte firme con tus objetivos, metas y sueños.

Para que en lugar de tener pensamientos tóxicos, puedas crear pensamientos, emociones y acciones posibilitadoras, sanas que te lleven a estar en contacto contigo, hacia adentro y hacia tu corazón.

En definitiva, hacia todo tu ser, y a lo que tu eres, como por ejemplo con estas acciones:

  • Trátate con cariño. Si te atreves a castigarte duramente y no te funciona ¿por qué no probar con amarte a ti mismo? Puede que sí te funcione…
  • Tener en cuenta lo que te dice tu corazón.
  • Perdonarte.
  • Volverte a levantar.
  • Aprender de los errores.
  • Creerte que eres un triunfador, en lugar de un fracasado.
  • Ponerte en marcha.
  • Darte el permiso a ti mismo de empezar a ponerte en marcha, y en el caso de que no puedas por tu propio pie, puedas aceptar que otra persona pueda ayudarte.
  • Valorar lo que ya has conseguido otras veces.
  • Responsabilizarte de lo que te pasa.
  • Tomar tus propias decisiones.
  • Soltar y dejar ir el resentimiento, porqué ya no te sirve de nada, y liberarte de lo que te está atrapando.

 

Imagínate que el veneno y el antídoto están dentro tuyo al mismo tiempo.

¿Cuál te acerca más a tus metas y objetivos?

Si sigues con el veneno, seguirás disfrutando del placer de continuar siendo una víctima, y seguirás encarcelado.

Si pruebas el antídoto, empezarás a disfrutar de todo los beneficios de ser libre y empezarás a hacer posible tus sueños.

La decisión: sólo tuya.

El hábito de decidir qué quieres en cada momento es lo que te mantendrá fuerte para ser libre.

Entrenarte para estar preparado y decidir constantemente qué es lo que quieres para ti: pensamientos tóxicos o pensamientos saludables, es la clave para llegar donde tu quieras.

Quieres pensamientos que te alejen de tu objetivo o que te acerquen.

Quieres castigarte o quererte.

Quieres tener el control de tu vida o se lo quieres dar a los demás.

¿Cuál es el pensamiento saludable con el que quieres empezar a dejar de autosabotearte?

Nos vemos más abajo, en los comentarios.

Opt In Image
Únete al grupo de vendedores inconformistas suscritos al blog que deciden estar motivados.
Recibe mis mejores contenidos directamente a tu buzón de correo, sin que se te escape ninguno, y además...

Llévate de REGALO mi Guía "Los 7 errores que te impiden vender con confianza y cómo solucionarlo"

Comments

comments

Noemi Batlle
Hola, me llamo Noemí Batlle y ayudo a profesionales del Sector Comercial a Desarrollar sus Habilidades personales y profesionales para Alcanzar sus Metas.
No hay Comentarios

Publicar un Comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies