26 May ¿Cuáles son los secretos que esconde tu cuerpo para avisarte de que algo no va por el camino correcto?

En este post de hoy quiero hablarte de tu cuerpo. El lugar donde habitan tus emociones, pensamientos y todo aquello que vives tanto consciente como inconscientemente.

Y digo también inconscientemente porque vives experiencias, que tus células registran y de las que tú no te das cuenta, o no eres consciente de ello.

¿Cómo?

Me lo repita, por favor.

Pero qué me estás diciendo Noemí.

¿Cómo puede ser que esté viviendo algo de lo que no soy consciente?

¿Eso es posible?

Pues sí.

Ahí reside nuestro ser.

Todo lo que somos. El sistema familiar al que pertenecemos, lo que aprendemos, nuestras creencias,sensaciones, lo que nos gusta y lo que nos desagrada

Nuestra persona total, con su esfera mental o lingüística que conlleva tu diálogo interior (del cual no eres del todo consciente), tu esfera emocional (constantemente estamos sintiendo miedo o amor), y tu esfera corporal.

Todo ese conjunto de acciones, de respirar, comer, andar, hablar… que haces un día tras otro, durante semanas, meses, y años… son acciones perfectamente programadasdiseñadas para que tu puedas vivir con plenitud.

No te tienes que esforzar para realizar la acción de lavarte los dientes, no tienes que pensar en cómo cortar un trozo de carne… cómo tienes que vestirte, o cómo tienes que andar…

ya sabes vestirte, comer, peinarte, andar, encender el coche…

Son acciones que tienes mecanizadas e integradas en ti.

A eso se le llama el inconsciente.

La parte de tu mente que se encarga de hacer funcionar tu cuerpo, de interpretar y de almacenar la información recibida por nuestros cinco sentidos (que se estima es 11 mega bits de información por segundo), organiza y guarda recuerdos, y cumple un sinnúmero de otras funciones relacionadas.

Hay estudios que sugieren que nuestras decisiones, acciones, emociones y comportamiento dependen en un 95% del pensamiento que se da de manera inconsciente.

La parte consciente de nosotros (que constituiría el 5% restante de nuestro pensamiento) es aquella sobre la que estamos conscientes mientras estamos despiertos.

¿No es flipante que al ser humano le ocurra algo así?

Que el mayor porcentaje (95%) de nuestro pensamiento sea inconsciente, y el menor (5%) sea consciente.

Así que algo tendrá nuestro cuerpo para prestarle un poco más de atención, para escuchar la informaciónque nos trae, para ayudarnos a vivir mejorfacilitarnos la existencia, y evolucionar hacia la felicidadplenitud.

Ahora bien.

Nuestra mente nos habla y nos juzga, nuestras emociones nos avisan de cuándo nos sentimos bien y cuándo mal, al igual que nuestro cuerpo.

Quizás te estés preguntando, pero ¿por dónde, si no tiene ni voz, ni boca?

La respuesta ya te la imaginas.

Cuando enfermamos o nos duele algo.

Ahí nuestro cuerpo se manifiesta y nos habla, para traer un mensaje, información, de que por el camino por el que vamos, no es el correcto.

Está demostrado que los distintos órganos y partes de nuestra estructura corporal, son un reflejo de lo que nuestras emociones y pensamientos viven.

Lo cual, si éstas (emociones y pensamientos) se ubican en nuestro cuerpo, y éste las vive, entonces nuestras células registran todo lo que vivimos.

Tal si como fuera un filtro.

O un detector.

Es por tanto, nuestra máquina de la verdad.

Es nuestra biografía.

Nuestro cuerpo es nuestra vida, lo que vivimos.

Cuando vivimos algo que nos desagrada y no lo decimos, nuestras células, lo registran.

Cuando tenemos un pensamiento íntimo que creemos que no podemos compartir, por que es grosero o no se puede o debe decir… eso se queda ahí grabado.

Y de ahí nace el dolor de según qué parte de nuestro cuerpo.

Cuando nos habla, y nos avisa de algo que hace tiempo estamos callando.

Cuando nuestro cuerpo nos duele,  nuestro organismo realiza una función de autoayuda orgánica, un intento de autorregulación corporal.

El mecanismo del cuerpo es tratar de buscar una salida que el dueño del cuerpo no quiere o no puede percibir.

Como por ejemplo cuando estamos reprimiendo, soportando y cargando algo que no queremos

Y no sabemos cómo canalizarlo de forma consciente.

¿No te ha pasado alguna vez que has deseado gritar a tu jefe, compañero o cliente y te has reprimido?

Cuando nos reprimimos, en lugar de exteriorizar lo que sentimos y ponernos en evidencia, nos cerramos y explotamos hacia dentro.

Como si fuera una autoagresión.

Entonces llega la enfermedad, la disculpa que utilizamos para protegernos, para no hacernos responsables de lo que no queremos o no podemos digerir en esos momentos.

¿O cuando estamos nerviosos, antes de entrar en una visita con un cliente?

¿Qué comportamiento decidimos adoptar?

Se nos hace un nudo en el estómago.

O cuando tienes pánico de hablar en público, delante de tu equipo de ventas.

En una respiración entrecortada y superficial, a los pulmones no les llega suficiente aire y entonces creas la ansiedad por algo que no sucede como has ideado.

El cuerpo manifiesta nuestro interior, por lo que hay enfermedades acordes a cada comportamiento:

  • las personas rígidas tienen problemas con la artritis, el estreñimiento, alergias, migrañas, dolores de espalda.
  • Las personas con mucha rabia, aquellas que tienden a reprimirse, tienen problemas de mandíbula, úlceras, hipocondría.
  • Las personas que tienden a volcar todo fuera y no mirarse hacia dentro, las proyectivas,  pueden parecer de faringitis, bronquitis,  por lo que su dificultad en expresarse les repercute en la garganta.
  • El dolor de garganta nos indica que no te estás permitiendo comunicar que te sientes triste, o de pedir lo que quieres y quién eres.
  • El dolor de estómago acontece cuando las rabias no consiguen salir.
  • El cuerpo engorda cuando la insatisfacción aprieta o bien cuando necesita protegerse de alguien en quien no confía.
  • El dolor de cabeza aparece cuando las dudas aumentan, y nos desautorizamos a nosotros mismos.
  • El dolor de ojos representa que hay algo que no queremos ver de nosotros o de nuestro pasado.
  • El dolor de oídos significa que está pasando algo de lo que no te quieres enterar, o que lo que oyes te provoca enfado.
  • El corazón afloja cuando el sentido de la vida parece terminar.
  • La alergia aparece cuando hay que hacer y ser perfecto.
  • Las uñas se rompen con facilidad cuando el sistema inmunológico está bajo de defensas.
  • La frustración aparece cuando el niño interior tiraniza.
  • Las rodillas duelen cuando tu orgullo no se doblega.
  • El cáncer mata cuando no perdonas y/o te cansas de “vivir”.
  • El dolor de espalda representa una falta de apoyo o no sentirnos apoyados.

Después de leer esta lista, ¿has identificado en ti algún dolor callado?

¿Cómo te habla ese dolor en tu cuerpo?

Quiero decirte que el enfermarse a veces, trae algo bueno para ti.

Aunque sí hay que pararse a descifrar el mensaje.

La enfermedad no es mala, avisa que te estás equivocando de camino.

El camino hacia nuestros sueños no es recto, existen curvas llamadas equivocaciones.

Recuerda que tu mente está relacionada con tu cuerpo y el dolor puede darte información sobre tus actitudes, especialmente, para darte cuenta de si estás defendiéndote, reprimiendo o proyectando algo.

Tu cuerpo es sabio y al final la enfermedad se convierte en un proceso de autorregulación.

¿Has notado últimamente si hay alguna parte de tu cuerpo que se queja por que te está avisando de algo?

Deja tu comentario más abajo, exprésalo y libérate.

Opt In Image
Únete al grupo de vendedores inconformistas suscritos al blog que deciden estar motivados.
Recibe mis mejores contenidos directamente a tu buzón de correo, sin que se te escape ninguno, y además...

Llévate de REGALO mi Guía "Los 7 errores que te impiden vender con confianza y cómo solucionarlo"

Comments

comments

Noemi Batlle
Hola, me llamo Noemí Batlle y ayudo a profesionales del Sector Comercial a Desarrollar sus Habilidades personales y profesionales para Alcanzar sus Metas.
No hay Comentarios

Publicar un Comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies